Los desafíos de Sánchez

  • Los Desafíos De Sánchez 1/1
05
Jun
2018

(Artículo publicado en La Voz de Galicia)


Una confluencia de factores socioeconómicos conforma un panorama complejo para Pedro Sánchez en la presidencia del Gobierno, aunque no sin una decidida apuesta por habilitar espacios en los que compartir ideas y entendimiento, algo básico para hacer política con el bien común. Al desafío de incrementar las pensiones, se une la necesidad de garantizar la sostenibilidad del sistema. A ello hay que añadir la derogación de la reforma laboral del 2012, que las organizaciones sindicales demandan y frente a lo que el presidente ya se ha manifestado a favor. Sánchez está decidido a afrontar estos retos con una propuesta de gasto adicional de 8.000 millones de euros, que recaudaría con mayores impuestos a las empresas y a las rentas más altas, un nuevo tributo a la banca y otras transacciones. Por otro lado, Bruselas dará por finalizado este año su política de ayudas al carbón, y advierte de los riesgos de no cumplir con los objetivos de déficit. En este sentido, Sánchez muestra su compromiso de traer al Parlamento una Ley de Cambio Climático, que tiene por objeto realizar una transición ecológica de la economía, con una hoja de ruta que fija los compromisos de España a lo largo de las metas que el Paquete de Invierno de la Comisión Europea sobre Energía y Clima establece de aquí al 2050.


La derogación de la prohibición del autoconsumo y la apuesta por las energías renovables traerá un impacto claro sobre el precio de la energía, abaratando costes a los consumidores, lo que sin duda supondrá un revulsivo para la transformación del empleo en empleo más verde. Los niveles de formación laboral deberán adecuarse a la mayor especialización que requerirá una economía más verde y más tecnologizada. La mejora de los niveles de digitalización que exige la nueva industria 4.0 es otro reto, que introduce la tecnología digital y enfatiza una mayor adecuación entre las unidades productivas de la economía, con una gestión más eficiente de los recursos.


En cuanto a los desafíos políticos, su mandato comienza con el de un nuevo Gobierno en Cataluña. El destino ha querido que ambos gobiernos comiencen su andadura simultáneamente, con importantes desafíos para la administración de lo común, en unas condiciones que reconocerán suficientemente y con absoluta normalidad la historia de nuestras naciones, las identidades nacionales y la legítima libertad para decidir los destinos de nuestras políticas. Soy optimista y será posible dentro de un marco de entendimiento y de respeto por las culturas, las lenguas y las diferencias que nos atraen a este espacio multinacional común.